Yo soy aquel

water

¿Alguna vez te ha pasado? ¿Nunca has sentido que tienes demasiados pensamientos en la cabeza, demasiado ruido de fondo que te impide siquiera entender todo lo que esos sonidos dicen? Si nunca te ha ocurrido déjame decirte una cosa, no es agradable.

Hay veces en que la vida pareciera esforzarse en querer complicar las cosas, momentos en los que, cuando menos lo esperas, terminas preguntándote cómo fue que llegaste a ese punto en el camino.

Toma algo de tiempo darse cuenta de la realidad: la vida no tuvo nada que ver, tampoco la persona a la que suelas culpar por todos tus desengaños y decepciones, la dura verdad es que fuimos nosotros mismos quienes nos pusimos en ese lugar.

Y te entiendo, en verdad, a veces pareciera que el agua ya no solo nos llega hasta el cuello, sino que ya esta muy por encima de nosotros, tanto, que ahora nos resulta imposible ver la superficie para nadar hacia ella y tomar un poco de ese precioso aire que tanta falta nos hace.Puedes sentirlo, como cada vez el pecho se te oprime más y más por la falta de aire, la cabeza te da vueltas, el desmayo, y la consecuente muerte por asfixia, parecen ser el final inevitable.

Pero no todo está perdido.

Por la misericordia del Señor no hemos sido consumidos; ¡nunca su misericordia se ha agotado! ¡Grande es su fidelidad, y cada mañana se renueva! Por eso digo con toda el alma: «¡El Señor es mi herencia, y en él confío!» Es bueno el Señor con quienes le buscan, con quienes en él esperan.

-Lam 3:22-Lam 3:25 RVC

De primera mano te puedo decir que, aunque no se por lo que puedas estar pasando, si se lo que es sentirse de la manera que he descrito. Y también sé que allá afuera la gente se ha inventado mil y un métodos para intentar “salir adelante” de los problemas en que se encuentran metidos, algunos más efectivos que otros pero a final de cuentas todos temporales.

Porque te voy a decir una cosa, no se tu, pero al menos para mi, cuando la mierda te llega al cuello y en tu desesperación comienzas a tomar bocanadas de aire y a tragarte toda esa porquería en tu desesperación por respirar (perdón por lo gráfico de la descripción pero es así), yo jamás he encontrado un modo de salir de eso de manera permanente y por mis propios medios. Siempre, una y otra vez, he necesitado que alguien venga en mi ayuda y ese alguien no ha sido otro sino Dios mismo.

Podemos tomar malas decisiones que nos alejen de Dios, podemos recorrer caminos que no traerán a nuestras vidas otra cosa sino ruina, dolor, llanto y miseria, incluso, podemos llegar a ser tan buenos en tragarnos nuestras propias mentiras, que somos capaces de llegar a creer que vivir así es lo mejor para nuestras vidas, que estamos bien ahí, que somos felices.

Pero tarde que temprano todo ha de salir a la luz.

Porque sucede esto, que Dios en su gran amor y misericordia no nos permite vivir demasiado tiempo en esa mentira, y tarde que temprano rompe todo aquello que levantamos en nuestra vida como más importante que Él.

Porque no es de otra forma, Dios destruye a los ídolos, y creeme cuando te digo, no hay nada más doloroso que ver a tus ídolos romperse a pedazos. Pero ten valor, hay esperanza.

Anuncios

De esperanzas

“Viva la vida”.

FRIDA KAHLO

Definirte, darte forma, no resulta una tarea sencilla (a algunos nos toma toda la vida), saber que quieres, que no, que te gusta, que no es en realidad algo que no debería de tomarte más de un par de semanas; y aunque me gustaría entender el proceso por el cual he tenido que atravesar y que me ha llevado a vivir años y años de indecisión, me parece que termina siendo una tarea por demás aburrida y sobre todo, inútil.

Durante meses, años en realidad, he evitado estar justo donde estoy ahora, tanto física como emocionalmente, he evadido realidades que me golpeaban la cara como puños, he evitado una y otra vez tocar el dolor de una realidad tan simple, tan fácil de ver para otros, pero tan difícil de aceptar para mi.

Y entiendo y sé que no todo fue mi responsabilidad, entiendo y sé que debo aprender a vivir con esto, entiendo y sé que por muy difícil que resulte, al final no estoy solo, de hecho, no soportaría tener que pasar sólo por esto. Gracias sean dadas a Dios por él mismo, por la familia y los amigos.

Al final, al contemplar el pasado y verlo tal cual fue, no puedo sino sentirme agradecido, se me permitió vivir y experimentar cosas que algunos persiguen toda su vida sin alcanzarlas jamás. Hoy podría irme de este mundo sintiéndome satisfecho del camino recorrido, de las batallas peleadas, de el amor dado y recibido.

Luché como nunca antes, di todo de mi, lo mejor, luché y me esforcé cada día, sudé, sangré y lloré, reí como nunca, sufrí demasiado, pero fui feliz, pues esta es la batalla que yo decidí luchar y no me arrepiento.

Y ahora bajo un techo ajeno, bajo estrellas extrañas, estoy aquí, pensando en ti, como muchas veces, deseando que estés donde estés, seas feliz.

SUPERHÉROE

Excelente entrada del blog de Mike Richards, vale la pena dedicar unos minutos a leerla y meditar en sus palabras lo que usted considere.

mikerichards.me

superheroe

De niño era súper fan de Supermán, en realidad todavía lo sigo siendo. Supermán le gana a Batman cualquier día de la semana y dos veces en Domingo. Además de ser fan de Supermán, soñaba con llegar a serlo algún día… pero la vida me ha enseñado que eso no es posible.

El sol sube y baja todo los días. No pasa un solo día en que el sol decida no hacer su trabajo. Aun cuando hay nubes y no lo lograremos verlo, el sol hace lo que debe hacer. Es constante, es firme, no falla.

la gravedad nunca deja de funcionar. Hace lo que debe hacer todo el tiempo. Estés parado sobre el pico más alto en tu estado o en una cueva subterránea, la gravedad hará su trabajo.

Supongo que la consistencia no es una característica de Superman, pero si todos los días me despierto para vestir a…

Ver la entrada original 116 palabras más

A donde sea que me lleves

journey

Un inicio limpio. Esa fue la frase que marcó cada instante de este día. Si vas a comenzar de nuevo, entonces ten un inicio limpio, una página en blanco. Borrón y cuenta nueva como dicen.

Han sido días muy difíciles, aún lo son. Hay noches en que quisiera que al despertar al día siguiente todo resultara ser un mal sueño, pero la realidad sigue ahí, tan dura y tan punzante como siempre. Y hay que enfrentarla.

Lo cierto es que en este punto, no tengo mucho más que hacer que dejarme llevar, no por la gente o las circunstancias, sino por la única persona que realmente tiene idea de hacia donde me esta llevando.

No se donde o como terminará todo esto, la incertidumbre es una de mis peores enemigas, el miedo se pone a la par con ella, pero creo que va siendo tiempo de que me libere de eso, en este viaje se trata de viajar ligero.

Es hora de saber quien soy, no por lo que me dice otra persona, sino por lo que voy a descubrir de mi mismo, por las palabras que iré recibiendo a lo largo del camino, por las cosas y personas que me iré encontrando.

“Aquel que regresa de un viaje no es el mismo que aquel que partió” espero de todo corazón que esto sea así para mi, odiaría haber pasado por todo esto para regresar igual.

Por lo pronto mi deseo es ir a donde sea que me quieras llevar, solo no me sueltes, sin ti estaría perdido, gracias por haber permanecido junto a mi hasta el día de hoy. Sigamos caminando.

About a boy

hero

 

Poco más de tres años han pasado desde el día en que pude tener a mi hijo por primera vez entre mis brazos, tres años en los que he tenido que aprender sobre la marcha, a base de errores y tropezones. Es cierto, a veces le he gritado por algo que realmente no era importante, a veces le he tratado mal cuando en realidad mi pelea interna era con otra persona, muchas veces, en días como esos, he roto a llorar al pensar en el mal que le hice solo para a la mañana siguiente encontrarme con un mar de besos y abrazos de su parte como si nada hubiera ocurrido. Ese es el corazón de mi hijo.

Y es curioso como algo tan bello, tan llanamente puro es tan incomprensible para mi. No soy capaz de entender como puede negarme un trago de su jugo pero regalarme todos sus preciados stickers de Bob Esponja, como puede en su coraje empujar a su hermana y a la vez ser su más fiero guardián. Llena mi casa de cantos y juegos, y mi vida de ternura y amor.

Lo que sí se, el milagro que descubro un poco cada día, es que este pequeño es mío. Sí, en primer lugar y ante todo le pertenece a Dios, pero es mío, mi responsabilidad y mi privilegio. Se me confió educarlo, formarlo, hacerlo un hombre de Dios ante todo,ayudarlo, impulsarlo a alcanzar sus sueños y aún ir más allá.

Cada día descubro al héroe que se gesta en él, cada día veo su potencial y me admiro de haber sido instrumento para dar vida a algo tan poderoso, tan determinante como sé que será la vida de mi hijo para este mundo.

He comenzado a verle más allá de lo que es ahora, apenas una sombra de lo que será, pero le veo, y mientras quedo un aliento de vida en mi, yo estaré a su lado para apoyarlo.